viernes, 31 de octubre de 2008

Libros de moda...

No entiendo a esas personas que dicen que una vez que se han leído un libro, ya no lo van a volver a leer, o que una vez han visto una película, no van a verla de nuevo...
La verdad es que muchas veces pienso que es un poco pedante por su parte pretender hacerme creer que són capaces de captar al vuelo todo lo que nos comunican autores, escritores, directores y actores, como si fuera un libro de Teo...
A "mis niños" les pido que se lean un enunciado entre dos y cuatro veces, mayormente porque cuando luego tienen que ponerse a resolverlo, con una simple lectura no llegan a enterarse la mitad de las veces, y un adulto es capaz de leer una novela de 800 páginas y una vez ha cruzado la contraportada, ya lo saben todo...
Toda esta perorata viene porque he estado buscando, con poco ahínco, lo sé, pero he tardado tres semanas en hacerme con un ejemplar de "El niño con el pijama de rayas". Aunque me gusta andar a contracorriente, la película me apetece verla, y no quería presentarme sin haberme leído la novela...
Ahora que la he empezado, no es que me enganche demasiado, y si me esta pasando que recuerdo muy gratamente una novela de Fred Uhlman: "Reencuentro". He ido al estante y allí está, algo más ajada que la última vez que la leí, hará unos quince años. He vuelto a disfrutarla, igual que entonces. ¿Porqué hay gente incapaz de darse el gusto de leer un poco de prosa, no por el final que me pueda esperar, sino por dejar cabalgar la vista en unas líneas que me hacen sentir como Hans, su protagonista? ¿No será eso lo que pretende el autor: hacernos sentir?

PS: Por cierto, "Reencuentro" o "Reunion" (1971)en su título original, trata de dos jóvenes de 16 años que se conocen en los inicios de la Alemania del tercer Reich, unos es hijo de un alto mando y el otro es judío...

7 comentarios:

Mameluco dijo...

Una de las mejores cosas de leer es releer. Y lo mismo pasa con las películas.
Muchas veces un estado de ánimo te relama a voces un libro, o una peli, o un disco. O porque te apetece, leches.
Lo de negarse a releer es tan estúpido como negarse a escuchar un disco porque ya lo has escuchado...

Clares dijo...

Qué raro que encuentre a Mameluco por aquí... jajaja. De su blog vengo, porque me ha interesado lo que decías, o sea, que estabas de acuerdo conmigo, qué bien, ya conozco a alguien así. Pues eso, que he venido y me ha gustado tu blog, Y por esto te dejo este comentario, porque además, y no es por corresponder, estoy de acuerdo contigo en lo que dices sobre las lecturas de moda. Tanto que soy una lectora muy, muy pasada de moda. O sea, que paso mucho de la moda. Y además que releo y reveo continuamente. Saludos.

Oshimatoti dijo...

Tenemos en común mucho más de lo que parece a simple vista...

Clares dijo...

Pues no lo sé, realmente, porque en tu perfil das pocos datos, pero a saber, en el ciberespacio, ya se sabe, lo mismo compartimos espacios y todo... Un abrazo

Quicus Magnificus dijo...

Pues yo hay libros que en vez de releer quemaría, y no porque fuesen polémicos o contrarios a alguna idea superior, que era por lo que se quemaban antes los libros, si no porque se publica cada mierda que merece la hoguera eterna :-)

Eso sí, los libros buenos, se releen las veces que haga falta.

por cierto, veo que este blog se va animando... ;-)

anachevere dijo...

Yo empecé a releer mis libros por razones económicas. Mis padres se negaban a comprarme un libro por semana, y yo cada vez los devoraba más rápido, así que no me quedaba otra que releer. Pero no he perdido el vicio. Los buenos ganan en cada relectura. A veces los encuentras radicalmente cambiados, y eso es porque quien ha cambiado eres tú :-)

Con las pelis, lo mismo.

Pero la gente que conozco que no relee, ni se pone una y otra vez sus pelis favoritas, ni escucha otra música que los éxitos de este verano, no suele ser pedante. Más bien suelen ser tragaderos compulsivos. Gente sin ganas de pararse a pensar. Normalmente con las conversaciones hacen lo mismo: dos minutos y ya quieren cambiar de tema y de interlocutor.

O a lo mejor es solamente que yo les aburro.. :P

Oshimatoti dijo...

Saludos querida Ana:
No creo que aburras, pues me pasa algo parecido y es que cuando encuentro alguien con quien puedo divagar mas de tres horas, nos solemos entender muy bien sin necesidad de pensar lo mismo...
Por cierto, bienvenida a esta, mi casa y tu casa...