miércoles, 4 de marzo de 2009

Pepe Rubianes...

Ayer me enteré de la muerte de Pepe Rubianes...
Hay pérdidas que se me antojan gratuitas y esta es una de ellas.
Mi primer recuerdo es cuando un dia aparece este señor en un programa de televisión de Catalunya y Toni Soler le hizo una entrevista de 12 horas... Lo suyo era la verborrea en el sentido mas puro de la palabra. Recuerdo que hablo y habló, hizo monólogos, bailó y cantó, lloró y rió, se sinceró y salió todo lo que es esa persona que es Pepe Rubianes, no solo lo que parece personaje...
Lo mejor de él es que por encima del espectáculo, él era un hombre como todos nosotros con el don de dar un aire comico a lo cotidiano, a las historias del dia a dia. Pocas veces recuerdo haber reido tanto como con sus onomatopeyas, en cuyo arte era un genio...
Su mejor arma fué el insulto: cuando era apenas políticamente correcto insultar en los medios, él hizo de ello un arte que nadie ha podido emular hasta la fecha: acercaos a Youtube y tecleando su nombre podeis refrescar vuestro dia con unas carcajadas...
Me apena profundamente perder del panorama de mi vida una figura como la suya, ( Eugenio, Tip y Coll, ...) ya que nunca te das cuenta que estamos de paso, hasta que alguien entrañable deja de estar a nuestro lado.
Mis respetos...

2 comentarios:

Mameluco dijo...

Nadie ha utilizado el insulto como él, es verdad. El insulto como arte y como expresión. Me acuerdo de la reacción de la derecha cuando mandó a España a tomar por donde amargan los pepinos. Y no se dan cuenta de que era una hostia en la cara de que se le dan demasiada importancia a algunas cosas...

Clares dijo...

A mí me caia muy bien, lo he sentido mucho. Todavía me acuerdo de su trabajo con Dagoll Dagom, lo tremendo que era, cómo me reía en aquellas interpretaciones. Uno de los grandes valores de los cómicos es el desmontaje de los valores connotativos de las palabras. La gente vive colgada de significados como si estos fueran sagrados, naturales, fluir de lo divino o algo así. Los cómicos lo destapan.