lunes, 28 de enero de 2008

Mi querido Dave...

Hace unos dias, en el blog de un amigo, me encontré una entrada algo "diferente". Su blog está lleno de sandeces y demás entretenimientos frívolos (la mayoria) y ligeros los demás, con contenido, pero sin carga de profundidad...
El pasado 21 de enero, pero, aportó una gota de sangre derramada después de arrancarla de su corazón, con sus propias manos, inundando de humanidad un espacio a veces tan indiscreto como son los blogs...
Me di cuenta, que, él necesitaba decirlo, ¡vaya si lo necesitaba! y lo que hace un tiempo hubiéramos compartido con unas cervezas, el 21 lo compartimos con unas teclas y el ronroneo ocasional del procesador o del ventilador...
Hecho de menos el vernos por el hecho de vernos, la mágica coincidencia de hallarnos sin haber quedado(quien lo diria que en la epoca de la conectividad te veo menos...), aunque lo que realmente me hace darme cuenta que el tiempo pasó y se llevó algo genial es cuando recuerdo aquellas horas en la cafeteria del Ramon Llull, o cuando venías a buscarnos a clase y desperdiciábamos el tiempo en hacer de aquellos ratos algo imperecedero ...
Un besote!!!

2 comentarios:

Dave NeWaza dijo...

... a veces ni me acuerdo que me leeis... de todas formas, ya me conoces, soy un histrionico cuando cuento las cosas, y seguramente no hubiese tenido el mismo efecto de catarsis que buscaba.

Quicus Magnificus dijo...

Bienvenido de vuelta amigo David, parece que el post de Manolo ha conseguido incluso que vuelvas por aquí :-)

Ahora sólo faltaría que lo leyesen los implicados, aunque bueno, al menos habrá cumplido la función del desahogo, esa catarsis que menciona Manolo.

Un saludo a los dos